La decadencia planetaria

2019-07-23 | Gustavo Tena

Es desesperante ver el camino que está tomando la sociedad  y no solo me refiero a la de México. Desgraciadamente es casi toda la sociedad humana la que como si fuera un rebaño de ganado, camina aparentemente de una forma irremediable hacia su autodestrucción.  Y por favor, no empieces a pensar que esto que digo es una teoría de conspiración, es de hecho, una realidad. No se puede esperar que nuestra sociedad mejore tomando caminos que van directamente en contra de los derechos humanos, los valores, el conocimiento, la espiritualidad, la decencia, la unidad familiar, la ingenuidad infantil, etc.

Simplemente enumeremos lo que sucede y empecemos por lo más sagrado: Abuso de niños. Ahora resulta que se han descubierto o más bien se han notificado (Porque esto se sabía por las elites gobernantes de todo el tiempo) de redes de pederastia en los más altos niveles de la política, gobiernos y autoridades religiosas… repito gobierno y religión, es decir, la gente que se suponen los máximos representantes de la capacidad y espiritualidad de toda la humanidad y quienes deben ser los faros que apuntan hacia el camino correcto que debemos de seguir todos los seres “inteligentes” de este planeta… Sin embargo, se revuelcan en la inmundicia de violar y abusar de criaturas absolutamente limpias e inocentes, los niños. No es exagerado pensar, que cualquier SER que pueda realizar tan terrible acción, es capaz de hacer cualquier cosa contra el resto de nosotros.

Cada vez, es tristemente más común la desintegración familiar o peor aún, evitar formar una familia. La familia desde que el ser humano puso el pié en este planeta se le consideró como  la célula o la base de la sociedad humana y si la familia está corrupta o se destruye, esto destruye a la sociedad. Poco a poco se le ha ido metiendo en la mente a los jovencitos adolecentes que lo mejor es ser “libres” de la autoridad de sus padres para que puedan hacer lo que quieran y así van a ser “felices divirtiéndose”. Por favor, ¿Que puedan saber unos pobres adolecentes, que nos son otra cosa que niños crecidos de tamaño? Si uno, como adulto, con muchos años de luchar en la vida, necesita de guía y apoyo. En la familia, atravez de un padre y una madre se les proporciona a los hijos un equilibrio emocional y espiritual que difícilmente se obtiene con solo un padre o una madre. Ahora los jóvenes ven negativamente formar una familia.

Ya mencionaba yo en otra de mis columnas que por primera vez en la historia humana, a pesar de todas las pruebas de lo contrario, ahora lo malo, es lo bueno según las nuevas corrientes de “pensamiento”.  Resulta que la meta ahora, es ser narco, sicario, piruja buchona o polí[email protected] Se castiga a quien expresa verdades y se premia a quién miente. Se hacen famosos a ignorantes que no sol nada aportan, sino que se les aplaude sus borracheras o estupideces que realizaron mientras estaban drogados y encima de eso ganan enormes cantidades de dinero por ser simplemente imbéciles. Vaya paga más dejar la escuela y ser ignorante. ¿Cuál es su aporte a la humanidad?

Usar drogas y marear la mente es la onda… si bueno y sano hace uno cada idiotez, ahora borracho y drogado. Pero en todas las redes sociales hoy día se hace reverencia a lo grandiosa que es  la “cheve” y que ésta lo hace feliz a uno.  Andar pedo es la felicidad…

Es la máxima estupidez que a diario escucho o leo en redes sociales. Entiendo que algunos lo dicen porque es simpático como broma, pero cada vez más personas realmente lo creen y viven de acuerdo a ello. Yo más bien creo que ante lo excesivamente demandante en que han convertido nuestra existencia quienes nos gobiernan, cada vez más personas ser refugian en alcohol y drogas para tolerar un poquito más ésta forma de vivir que nos han impuesto y que borregamente hemos aceptado.  

Nuestra sociedad está llegando a creer que el fin último, es la riqueza y el poder  y vemos como madres entrenan a hijas y las convierten en prostitutas no declaradas y que busquen a como sea, hombres adinerados para desposarlos, nunca el amor, fomentando cada vez más la degradación social.

Estamos convirtiendo a seres humanos en objetos de satisfacción de necesidades, como es el caso de la adopción de niños por parejas del mismo sexo, que aunque si bien, no estoy en contra del matrimonio gay, no creo en el derecho a adoptar, más bien creo en el derecho de ser adoptado y recuperar lo que ha perdido en lo natural: Un padre y una madre. El niño no es un artículo para saciar un anhelo o necesidad emocional, menos  un interés ideológico o político. Los niños son el supremo fin presente para lograr un adecuado futuro para la sociedad, por lo tanto son lo más preciado de la humanidad.

Por otro lado, estamos a merced de medios de comunicación que en su gran mayoría desde hace décadas, parcializan realidades, omiten voluntariamente información, manipulan medias verdades y aseguran como ciertas grandes mentiras, mientras acusan a las redes sociales de distribuir masivamente “Fake news”.  Mientras la gente en vez de buscar a fondo y enérgicamente, información de muchas fuentes, para construir el mejor rompecabezas posible de la verdad, para no dejarse manipular al antojo por los demonios, se dejan llevar por las corrientes del caos de mensajes que van y vienen, mientras se quejan…  pero nada hacen.

Hay gente que me dice ¿Pero qué podemos hacer? ¡Todo esto es muchísimo más grande que nosotros! Déjenme decirles que todo ese monstruo de eventos no puede entrar en nosotros si nosotros no lo aceptamos, No importa si caíste al fondo del mismo infierno, puedes salir, si quieres.  Simplemente debes mantener en ti  los valores humanos y espirituales  fundamentales y vivir de acuerdo a ellos. Desde que nacemos, entendemos naturalmente (Lo sabemos) que está bien y que está mal, debemos instruirnos con información de calidad y para ello debemos esforzarnos,  buscarla y compararla con otra información.  Debemos alejarnos de gente negativa y acercarnos a gente positiva… Vaya ¿Quieres mejorar tu vida? Trabaja en ti, aprende, lee, mejórate a ti… y comparte.

Ya debemos entender que lo que antes era malo, no es bueno ahora y nunca lo será. Y lo que antes fue bueno, lo es aún hoy y lo será siempre. La esencia de la luz es iluminar, nunca será lo contrario. La ignorancia fue es y será la peor condición humana y su mayor miseria. Por eso nuestra mayor y única guerra es contra la ignorancia, pero no solo la del intelecto, más importante es batallar contra la ignorancia emocional y del espíritu, porque cuidado, por ahí se escucha de la existencia de los ignorantes ilustrados, que llenos de conocimiento caen fácilmente en lo que aquí les he comentado, convirtiéndose en herramientas de conquista de los demonios que se ostentan como la élite, una elite servil de otra.

Solo debemos enfocarnos en la luz que somos y extinguiremos la oscuridad.

 

Gustavo Tena H.

Columnista y Fotógrafo profesional

[email protected]

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota