Más seriedad, morenos

2018-09-18 | Noé Becerra

No hay manera de entenderlo. Si a su dislexia le sumamos sus repentinos cambios en las decisiones o en las declaraciones donde afirma hoy una cosa, y mañana otra, no hace más que confundir a la opinión pública, más de lo confundido que Andrés Manuel López Obrador pudiera encontrarse actualmente.

Resultado de sus imprevisibles ideas y determinaciones, el presidente electo trae un verdadero galimatías en eso de afirmar una cosa y desdecirse al rato. Afirmó que recibe a México sin crisis política, financiera ni social.

Ahora de nueva cuenta le receta a los mexicanos otra fórmula preocupante al declarar que recibe un país en bancarrota. ¿Cuál es el juego del señor López Obrador?. Nadie lo sabe pues hasta sus mas cercanos colaboradores y militantes de Morena se encuentran sino decepcionados, por lo menos confundidos y dudosos.

Hasta la propia Lilly Téllez, senadora por Sonora ha desdicho lo afirmado por AMLO, en relación a que Rosario Robles no es un chivo expiatorio, cuando cuarenta y ocho horas antes el propio Peje había afirmado lo contrario. AMLO afirma algo y luego lo desdicen.

Cuando enarboló la bandera de la austeridad y que empezaría por reducir los sueldos a los Ministros de la Honorable Suprema Corte de Justicia de la Nación, fue su Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, exministra de dicho Alto Tribunal, quien le hizo recular a AMLO en una defensa feroz por parte de dicha funcionaria.

Luego le brincó la conocida activista social Tatiana Clouthier dejando la impresión ante la opinión pública, de que le dio un palmo de narices al propio AMLO. Y ahora, una sonorense le brinca al propio Presidente electo.





Da la impresión de que AMLO, parodiando a la chimoltrufia, “como dice una cosa al rato dice otra”. Y eso le acarrea una falta de seriedad y falta de respeto ante el conglomerado nacional, pues permitir que lo contraríen desde el Poder Judicial y el Poder Legislativo como son los casos de Sánchez Cordero y los Ministros, y de Lilly Téllez respectivamente, no augura nada bueno.

Pero además, desde el mismo Poder Ejecutivo le ha saltado la liebre a través de Tatiana Clouthier. ¿Qué está sucediendo con el sexo femenino influenciado por la ola morenista de López Obrador?.

¿Qué quieren demostrar las féminas de López Obrador?. ¿Que tienen más arrestos que él?. ¿Abusar de su prudencia hacia el género femenino?. Debe poner orden porque entonces también le empezarán a saltar los caballeros. Y eso no se vale. Principio de autoridad, debe ser la norma de conducta de quienes están rodeando al presidente electo.

El extravío que están sufriendo algunos colaboradores, es resultado de una ceguera política propia de bisoños que llegan al poder precedidos de un radicalismo trasnochado que no respeta figuras de autoridad. Es tanta su ira que atacan hasta los de casa.

O usted, ¿qué opina amable lector?. 
El autor es abogado postulante por la UNAM, ha sido catedrático universitario en varios Estados y articulista en diversos periódicos del país. Teléfono (6621) 57.7114 celular  primalex2010@hotmail.com

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota