El estereotipo de la vida

2018-09-17 | Gustavo Tena

Según la definición que se recoge en la Real Academia de la Lengua Española, un estereotipo consiste en una imagen estructurada y aceptada por la mayoría de las personas como representativa de un determinado colectivo. Esta imagen se forma a partir de una concepción estática sobre las características generalizadas de los miembros de esa comunidad.

Es más simple entender que es un estereotipo con ejemplos, cuando escuchamos la palabra gringo, lo que viene a nuestra mente de manera inmediata es el estereotipo o la imagen que la mayoría tenemos de lo que es un gringo y que veríamos en nuestra mente como un güero simplón queriendo hablar un español muy cómico en shorts, camiseta y chanclas.

El estereotipo es la manera fácil que tiene nuestro cerebro de catalogar información de manera simple y de rápido acceso. Esto es muy conveniente y en esta conveniencia radica también su principal defecto… Todas las personas terminamos esclavizándonos a los estereotipos, por lo que de manera muy coloquial llamaríamos flojera mental.

La mejor manera de manipular el pensamiento de la sociedad es por medio de sembrar estereotipos en la consciencia colectiva de una comunidad. Estados Unidos es el mayor ejemplo de esto, el estadounidense promedio, sencillamente vive en un estereotipo gigantesco, el 80% de su mente funciona en base a estereotipos. A lo largo de todo el año debe seguir rituales que se le fueron instaurando con el tiempo, de lo que le han entrenado a ver como que debe ser la vida de acuerdo a cada temporada. La mente les ha quedado tan estructurada que simplemente no pueden visualizar otra forma de vivir, actuar y pensar.

La primera y más grande imagen mental que tienen, es que ellos son libres y es aquí donde notamos la más grande contradicción… Si, son libres, pero dentro de un muy determinado ambiente. Vivir en cualquier ciudad o pueblo de Estados Unidos es lo mismo. Dice un dicho mexicano, si conoces una ciudad gringa, las conoces todas. Ciertamente viven dentro de maquetas y con el pretexto de la organización, todas las ciudades crecen dentro de una estructura idéntica, cambia la arquitectura pero su organización es única. Lo mismo en cuanto a la organización del tiempo. Todo en año está organizado con festejos o fechas conmemorativas que rigen día a día la forma en que deben comportarse.

En todo el mundo existen estereotipos, ¿Qué imagen se te viene a la cabeza con la palabra político? Ya sé. El caso es que estamos siendo entrenados a responder en base a estereotipos de vida, de esta manera vivimos los estilos de vida que son convenientes a las clases gobernantes de cada país, aunque en la mayoría de los países se instauró el grupo de estereotipos de Estados Unidos que tiene ya 60 años forzando sus estereotipos de vida para tener menos dificultades comerciales, políticas y sociales a la hora de llegar con sus productos y servicios.

Como en un mundo de realidad virtual, tenemos derecho a escoger entre varios escenarios a nuestra disposición y si vamos obteniendo ciertos objetos durante el juego de la vida, vamos ganando derechos de ganar el pase a otros escenarios de vida mejores… obvio ellos nos venden recetas de cómo hacerlo y los objetos que nos permitirán alcanzar la meta de la felicidad, que por cierto, en este mundo se llega poco a poco de acuerdo con el estereotipo de que hay que ser famoso y multi millonario para alcanzar la felicidad.

Recuerdo un gringo que era proveedor mío y vino a visitarme en viaje de negocios en estas temporadas patrias de septiembre. Cuando llegó a mi oficina estaba sorprendido de que ya hubiésemos decorado para navidad desde el mes de septiembre. Para el los colores verde, blanco y rojo eran la navidad y punto. Debí explicarle varias veces y su mente encerrada en el estereotipo navideño gringo no lo dejaba entender del todo.

Las cadenas de hierro usadas por los esclavos de épocas previas a los medios masivos de comunicación y a la psicología, nunca regresarán. Los estereotipos y los estilos de vida que poco a poco nos fueron dando, nos han llevado a la esclavitud voluntaria, donde los sueldos y los créditos más los estereotipos de vidas nos han llevado ser libres de escoger con que cadena, que celda y cual trabajo forzado queremos hacer… y ser felices.

Gustavo Tena H.
Fotógrafo profesional y ciudadano

Ciudadanov1966@gmail.com

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota