Dos ganadores en el debate presidencial

2018-04-23 | Eduardo Soto Ramírez

El debate del domingo fue un excelente ejercicio democrático, donde los ciudadanos pudimos ver a los candidatos, sus propuestas, un gran trabajo de los moderadores, quienes hacían preguntas imparciales, haciendo respetar las reglas, pudimos conocer la diferencias de los cinco candidatos, cómo reaccionan ante las críticas, y que tan informados están del país y sus problemas, esto no garantiza en ningún momento, que el que tenga mejor desempeño, es el que ganará la elección, de hecho en realidad, el que a ganado el debate, ha perdido la elección, así ha sido hasta ahorita en México. 

En este debate hubo dos ganadores, un perdedor y dos candidatos que no pintaron mucho, José Antonio Meade, desde mi punto de vista fue el gran perdedor del debate, era su oportunidad de mostrar carácter, de atacar con solidez a López Obrador, y de pasada a Ricardo Anaya, pero una vez más, Meade no conectó con el auditorio, no tuvo empatía, desaprovechando las millones de miradas que seguían paso a paso sus palabras y movimientos, sus asesores fallaron, ya que el candidato de la coalición  “Todos por México”, del PRI- nueva alianza-Verde Ecologista erró en su estrategia, pienso que con su actuación del Domingo, se irá hasta el frío tercer lugar, en el cual ya se encontraba, pero amenazaba con pelearle a Anaya el segundo sitio. 

Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador, fueron los ganadores del primer debate presidencial, el primero mostró elocuencia, agresividad y conocimiento de los temas, aunque se equivocó en algunas cifras y datos, por ejemplo dijo: “En El Salvador (con una amnistía) se fueron a 108 homicidios por cada 100 mil habitantes, es decir 5 veces más de lo que tenemos en el país”, El candidato de la coalición Por México al Frente insistió en que El Salvador demostró que las amnistías no funcionan e incluso dijo que los homicidios aumentaron, gracias a ella, Sin embargo, esos datos no son ciertos. 

En El Salvador, el gobierno impulsó una tregua de pandillas entre 2012 y 2013 para reducir la violencia y a cambio dio beneficios a los líderes de las pandillas que estaban encarcelados. Las tasas de homicidios cayeron a la mitad, hasta reducirse a seis homicidios diarios, en promedio. La ruptura de la tregua, en 2014, hizo que la cifra subiera, sin embargo fue gracias a una Amnistía impulsada por el gobierno que en El Salvador disminuyeron los homicidios. 

Con todo y eso Anaya mostró elocuencia, soltura, estrategia, y pienso que ganó el debate, con esta victoria pudiera apropiarse en definitiva del segundo lugar, veremos que tanto le benefició en las próximas encuestas. 

El otro ganador fue Andrés Manuel López Obrador, quien como favorito en la contienda, salió a defender su margen, sin arriesgar mucho, como los campeones en el boxeo, tirando golpes a distancia, sin entrar en el terreno corto, recibió una andanada de sus adversarios de 43 ataques, los más evidentes y contundentes por Anaya, pero salió bien librado, eran todos contra AMLO, y aun así salió bien librado, probablemente muy repetitivo en su discurso, el cual no cambió, enumerando las propuestas y comentarios que hace es sus mítines y spots publicitarios, evidentemente es el otro ganador, porque resistió los golpes de los cuatro, no se enganchó con ninguno, y salió bien librado. 

El “Bronco” vino hacer el trabajo sucio en el debate, se notó desde el principio, traía su encomienda y cumplió a cabalidad, venía a golpear a AMLO con todo, a retarlo, a tratar de sacarlo de sus casillas, y por momentos pensé que lo lograría, como cuando le llevó un papel para que lo firmara, pero el PEJE supo quitárselo de encima, El Bronco sacó la ocurrencia de mocharles la mano a los que roben, y ha sido el hazmerreír en las redes sociales, en el pecado llevó la penitencia. Margarita Zavala, estuvo tartamudeando en todo el debate, y se dirigía mucho a las mujeres, solo estaba como requisito, haciendo bola, creo que no pintaron ni el Bronco ni Margarita. 

Me pregunto… ¿cuantos ciudadanos tienen ya decidido su voto? , y los debates no cambiarán su decisión, sobre todo aquel voto anti-sistema, esos votantes ya lo tienen decidido, y López Obrador aglutina esa parte del electorado, quizás los números se muevan en las próximas encuestas, así las cosas mi pronóstico es el siguiente:

Anaya subirá, Meade Bajará lo que Anaya suba, El bronco subirá lo que baje Margarita Zavala, y AMLO se mantendrá igual, Si el PRI y el PAN no se ponen de acuerdo en los próximos días, lo más seguro es que López Obrador sea inalcanzable, mientras tanto, esto no se acaba, hasta que se acaba.

 

Gracias por el favor de su atención, me pueden seguir en Twitter:

@eduardosotor33

Comentarios y sugerencias háganlas llegar a mi correo:

eawinternational@gmail.com

Noticias relacionadas

Opiniones sobre ésta nota

Comenta ésta nota